¿zoobloguer?

¿un blog? ¿un animal? ¿un experimento? ¿una broma sin gracia?

La Caja: Simple pero… diciembre 27, 2009

Filed under: oso gik — zoobloguer @ 6:31 pm
Tags: , , , , ,

Animado por el comentario “Cameron Diaz demuestra que puede ser una buena actriz” que leí en el periódico, y sobre todo porque está dirigida por Richard Kelly (al frente de la película de culto Donnie Darko), pensé: “OK. Pagaré $30 pesos para entrar a ver esta película. Y no me importa cuán simple me parezca el título ni cuán convencional el póster con la cara de Cameron Diaz”.

Así que llegué al cine, pagué el boleto, entre a la sala, tomé mi asiento, con paciencia esperé el término de los avances de cine, y entonces, sin más que pensar, me entregué a ver La Caja, la película que…[lapsus]… sí, la película que me hizo pensar en lo sobrenatural que puede resultar aquello que no entendemos. Así que durante 116 minutos, no más, no menos, aún cuando al principio mi querida acompañante bostezaba sin parar, quedé absorto con la idea de presionar un brillante botón rojo guardado dentro de una caja de cartón. Abajo muestro el contenido de la caja.

Botón rojo de La Caja

El acto de presionar el botón no puede ser sencillo porque debo decidir entre que “Si lo presiono, obtengo un millón de dólares, pero morirá un desconocido en ese justo momento. Y si no, pues ni lo uno ni lo otro”. El dinero representa un alivio para los dolores de la vida moderna. El botón rojo, en cambio, es nuestro libre y binario albedrío, “apretar o dejar así, yo decido”.

Arthur (James Marsden) y Norma (Cameron Diaz) en “La Caja”

Pensar que “morirá alguien por mi causa” hasta parece aceptable cuando está puesto en la balanza con nuestras “importantes” aspiraciones de un vida mejor. Quizá esto pensó Norma antes de presionar el botón para que unos instantes después llegará Arlington Steward (Frank Langella, en plan grande) a tocar su puerta con un maletín y un millón de dólares dentro.

Así, poco a poco, con tomas lentas, llenas de ciencia ficción y horror psicológico que mucho le deben a La Dimensión Desconocida, transcurre La Caja, una película digna de verse y pensarse.

Ah, y el póster (versión francesa)…

La Caja (Richard Kelly, 2009)

Anuncios
 

The ASCIIMATION Star Wars diciembre 25, 2009

Filed under: oso gik — zoobloguer @ 12:12 pm
Tags: , , , , ,

¿Eres un fanático de Star Wars dispuesto a ver cualquier versión de la saga? ¿La pantalla de tu computadora tiene fondo negro y letras verdes estilo The Matrix porque crees que se ve muy hacker?  Entonces veo muy difícil que no conozcas el proyecto Star Wars ASCIIMATION: una versión de Star Wars producida por la 20th Century Text que podemos disfrutar en fondo negro y con letras blancas (no son verdes, lo siento) únicamente a través de tu navegador web.

Escena de Star Wars ASCIIMATION.

Por si esto no fuese suficiente, también puedes disfrutar de la famosa saga usando la línea de comandos de tu sistema operativo favorito, nada más debes contar con un cliente telnet. En GNU/Linux ejecuta:

$ telnet towel.blinkenlights.nl

En mi terminal pude verlo así, esta vez con las letras verdes de rigor:

R2D2 y C3PO en otra escena de Star Wars ASCIIMATION.

 

La Princesa y el Sapo: ¿Qué necesito?

Filed under: ping rnovik — zoobloguer @ 11:21 am
Tags: , , ,

La Princesa y el Sapo (2009)

Cuando vimos los avances de esta película, creímos (qué inocentes) que Disney reformulaba su manera de contar historias. Al mismo tiempo, abrimos un poco la boca sorprendidos por la calidad de las animaciones. He aquí el trailer traicionero. Pero, ¿cómo caímos en la trampa? Al ver una protagonista con actitud moderna y de raza negra, en vez de la típica rubia dulce y boba.

Como imaginarán por la forma en que escribo, quedamos decepcionados de La Princesa y el Sapo. Estructuralmente la historia deja mucho qué desear por la calidad de su propuesta. Acepto que teníamos expectativas muy altas, pero esto no significa que aceptemos una indigestión por tragarnos la misma historia de siempre: una mezcla de La Cenicienta y Anastasia, con personajes típicos  (el bobo, el tierno) y un antagonista también de catálogo, así como un par de protagonistas sólo diferentes en su exterior: Tiana (niña de raza negra en búsqueda de un sueño) y el Príncipe Naveen (desterrado para buscar princesa o trabajo, también de raza negra, ¿y a quién creen que encontró?).

Naveen tiene un estilo de vida relajado, sobrado, digamos jazzístico (el historia se ubica en Nueva Orleans, cuna del Jazz), pero un buen día se encuentra con El Hombre Sombra, un personaje alargado, ojeroso y practicante del vudú. Claro, el hechicero aprovecha las obvias debilidades del príncipe para tomar su cuerpo y entregarlo al ambicioso y gordo asistente de Naveen. Casi sobra decir que Naveen queda convertido en sapo, que luego conoce casualmente a Tiana, entonces le pide un beso, así los dos son sapos, buscan la cura en la profundidad de los manglares, encuentran un par de amigos en el camino, y llegan a las manos de Mama Odie (otra gran bruja,  ciega, pero divertida) quien predecible y oportunamente les ayuda hasta el final.

¿Naveen y Tiana se casaron? ¿Naveen y Tiana fueron felices para siempre? ¿Naveen y Tiana regresaron a su forma humana gracias al amor? ¿Cuál es la moraleja de la historia? Ustedes conocen de antemano las respuestas a estas preguntas. No diré, sin embargo, que La Princesa y el Sapo es una mala película, después de todo se trata de un género que Disney  patentaría si pudiera. Debo mencionar, eso sí, que en esta ocasión la enseñanza gira en torno al dilema “¿quiero o necesito?“. Lo que Tiana necesita es escontrar el amor porque así todo lo demás vendrá por añadidura.

Investigando un poco más, me encuentro con que La Princesa y el Sapo está basada ligeramente en una novela llamada La Princesa Rana, la cual a su vez es una alusión al cuento de los Hermanos Grimm, El Príncipe Rana. También me entero, y no me hagan mucho caso, porque lo leí en la Wikipedia, que en la historia original, la de los Grimm, la rana tenía que ser aventada contra la pared a manos de la princesa para regresar a su forma humana. ¿Dónde quedó el acto del beso? Esto sí que no lo sé, al parecer no está claro cuándo se sustituyó un violento acto contra los animales por un dulce beso de amor.

A final de cuentas, Disney hace una más de las suyas: tomar retazos de historias de otros (de los Hermanos Grimm, en su mayoría) y hacerlas caber en el mismo meloso molde llenos de baile, canciones, ternura y un final feliz.

¿Qué hay de la animación? Es preciosa por momentos; poco ambiciosa casi todo el tiempo. Y no tengo más que decir.

 

Amantes: ¿Amar o necesitar? diciembre 24, 2009

Filed under: oso gik — zoobloguer @ 3:19 am
Tags: , , ,

“Amantes” (Two Lovers, 2009)

Amantes es un drama romántico estelarizado por Joaquin Phoenix, acompañado por Gwyneth Paltrow y Vinessa Shaw. De esta película afirmo: 1) Está filmada de manera tal que hace sentir al espectador muy cercano a los personajes, tanto en sus psicología como en su entorno: vamos, parece que en las fiestas familiares también estamos invitados a degustar y que de verdad te crees la alegría de Leonard (el protagonista) al encontrar un nuevo amor. 2) Que el filme es un buen estudio dedicado al amor: con sus personas,  sus dudas, sus arrebatos, sus pasiones, así como al   dilema ¿te amo porque te necesito o te necesito porque te amo? 3) Que el título original es Two Lovers (Dos amantes), al ver la película entiendes que no se trata de dos personas, (precaución, que esto puede ser un spoiler) sino de dos maneras de amar.

 

El latido del tambor: Zen y buena música diciembre 22, 2009

Filed under: pingu rnovik — zoobloguer @ 1:21 pm
Tags: , , , ,

La historia de un joven rebelde (Sid, convincentemente interpretado por Jaycee Chan, hijo de Jackie Chan), enamorado, hijo de un capo, nacido en Hong Kong. Como resultado de una de sus imprudencias, su padre lo recluye en la provincia bajo vigilancia estricta. El joven no tarda mucho en descubrir el sonido de un grupo de tambores Zen y sentirlos en consonancia con el de su propio espíritu, el de su corazón.

The Drummer (Kenneth Bi, 2007)

Con esos elementos, no es difícil adivinar el curso ni la moraleja de la película (sobre el coraje y la humildad para hacer lo que más queremos según lo dicta nuestro espíritu). Debo destacar, sin embargo, las hermosas secuencias danza-tambor, propias del U-Theatre y la música misma, imperdible.

 

Una dama para dos diciembre 13, 2009

Filed under: ping rnovik — zoobloguer @ 12:30 am
Tags: ,

La Fille coupée en deux (2007)

Advertencia: Spoiler a leer bajo su propio riesgo.

Intentaré expresarme con pocas palabras; con un párrafo a lo más.

Gabrielle llega a la encrucijada de su vida: Saint-Denis (escritor de cierto respeto) y Paul Gaudens (el junior atormentado de la localidad). El primero la enamora. El segundo la persigue. El primero es casado y con la vida resuelta. El segundo es soltero y con la vida al límite. Grabrielle, pasa de uno a otro hombre según le guía su inmadurez hasta hacerse cortar en dos en un acto-metáfora final. Chabrol, el director de esta fina comedia romántica francesa, la estrenó en el año 2007.

 

Ponyo: Sobre la aceptación diciembre 12, 2009

Filed under: oso gik — zoobloguer @ 11:06 pm
Tags: , , ,

Ponyo (2008)

En tiempos en los que las animaciones por computadora ya no son un lujo sino el pan de todos los días, Miyazaki sigue su propio camino, el de la creatividad antes que el de la espectacularidad, para realizar Ponyo (Estudios Ghibli, 2008), su más reciente película.

Amar es aceptar al otro tal cual es“, esta es la premisa alrededor de la que gira Ponyo. No se trata de una cantaleta cursi-romántica, sino de una muestra puntual de lo que se trata eso de amar a otra persona: entrega incondicional, fortaleza ante la adversidad, humildad para aceptar y reconocer en el otro la valía de su ser antes que su apariencia, antes que los prejuicios, antes que la conveniencia social… simple pero profundo, ¿no es así?

Ponyo y Sösuke, los protagonistas

Aún no tengo claro si Ponyo alcanzará el estatus de “clásico” al lado de otras obras del artista japonés. Eso sí, estoy convencido de que Ponyo es una propuesta fresca y a la vez poderosa si se le sabe mirar bajo su superficie como una interesante interpretación del mito de la sirenita.